Esposa mía

Video familiar,
Esposa Mía, nunca me cansare de agradecer a Dios por haberme hecho coincidir en todo contigo, a ti te hizo mujer y a mi hombre lo suficientemente distintos como para complementarnos en el infinito del universo y en la eternidad de los tiempos.

Nos trajo al mundo en el momento preciso y el lugar exacto, para que nuestras vidas se desarrollen una cerca de la otra y alguna vez nos encontremos.

Estoy seguro que el creador tenía planes para nosotros porque pudo hacernos nacer en países distantes o en siglos diferentes y jamás nos hubiéramos conocidos todo indica que nuestro destino estaba escrito siendo adolescentes, en una ciudad tan grande como la nuestra y en medio de tanta gente.

Un día nos cruzamos en el camino desde entonces pasaron muchas cosas alegres y tristes pero jamás se separaron nuestras vidas pudimos conocernos y permanecer indiferentes ser buenos amigos o quedar como hermanos como sucede a veces; pero dios nos hizo a cada uno justo como le gusta al otro por eso nos enamoramos.

El sembró el mismo amor en los dos y para que crezca y madure ambos de la misma manera nos puso corazones gemelos como no agradecerle que te haya escogido para mi compañera en este paso por la vida.
Y que yo sin merito alguno haya sido premiado con tan hermosa familia.

Hoy en la plenitud de nuestras vidas; viendo sonreír a nuestros hijos alrededor de la mesa me asusta pensar que hubiera sido de mi
si una sola de estas coincidencias no se hubiera dado estoy seguro mi amor que dios lo hizo por algo tanta coincidencia no puede ser en vano.

Compartir en Google Plus
Si te gustó esta reflexión no olvides compartirla en tus redes sociales