Este niño estaba a punto de morir hasta que conoció a un ser muy especial

Caleb un niño que sufrió un accidente de tráfico. Pasó de ser un niño sano a tener varios huesos rotos y un traumatismo cerebral muy grave. Los médicos no sabían si sobreviviría, y pasó semanas en un hospital. Por suerte, era un hospital donde trabajaban con perros terapeutas.

Así fue como Caleb conoció a Coronel, un maravilloso Golden Retriever entrenado para trabajar con pacientes como él. Desde entonces, Caleb avanzó en su recuperación. Acariciar a su nuevo amigo le gustaba tanto que le servía de motivación para mover sus brazos y piernas cada vez un poco más. Un mes después, el pequeño empezó a hablar y caminar. Hoy en día, Caleb está curado y jamás olvidará a su perro terapeuta, un ángel de cuatro patas.
Videos de Reflexion, Videos de animales,
Compartir en Google Plus
Si te gustó esta reflexión no olvides compartirla en tus redes sociales