Soy pobre... y ¡Soy Feliz!

Soy pobre... y ¡Soy Feliz!  
Muchas veces dependemos de cosas y nos aferramos a ellas, sin pensar que existen otros medios de surgir, es cuando entonces vienen situaciones inesperadas que nos obligan a cambiar.
Soy pobre... y ¡Soy Feliz!
Compartir en Google Plus
Si te gustó esta reflexión no olvides compartirla en tus redes sociales